4 claves para una inversión inmobiliaria segura

Insider

Comparte en:   Facebook LinkedIn Twitter
Publicado por Origina el 7 de abril, 2020

La inversión en bienes raíces es considerada una de las más seguras, incluso en época de crisis. Además, no tienes que ser un especialista para iniciarte en el sector. Basta con seguir las reglas básicas de compra, las cuales te podrán garantizar que estás comprando el inmueble correcto.

¿Cómo comprar un departamento?

El primer punto que debes tener claro es que esta inversión es a mediano y largo plazo, al menos cinco años, por lo que este tipo de compras no se destacan por su liquidez.

En caso de necesitar algún retorno económico tendrás que esperar de seis meses a dos años para venderla (dependiendo del mercado y de las condiciones de la propiedad). Para ello es necesario que conozcas y sigas las siguientes recomendaciones básicas:

1. Conoce la zona antes de comprar

Ubicación es el principio básico para evaluar una propiedad, pues de ésta dependerá la forma en que aumentará su valor con el paso del tiempo, es decir, la plusvalía.

Uno de los factores clave para que haya plusvalía depende de las mejoras en el entorno que la rodea, incluyendo servicios, vialidades y accesibilidad.

En Origina Pedregal no tendrás que preocuparte por esto, ya que el desarrollo se encuentra en una de las zonas con mayor plusvalía de la ciudad de acuerdo con el sitio inmobiliario Inmuebles 24. 

En su reporte de precios, el sitio indica que “todavía se pueden encontrar zonas verdes como los Viveros o la Reserva Ecológica del Pedregal de San Ángel. Tiene una alta manifestación de centros culturales y artísticos. Su plusvalía es de un 6.0 por ciento anual”.

2. Un tamaño acorde a la zona

El tamaño del departamento o casa debe ser acorde a la demanda de la zona. Un inmueble que no cuente con el número de baños o habitaciones estándar en la colonia será menos apetecible.

En Origina Pedregal contamos con 19 prototipos que satisfacen las necesidades de espacio de cualquier familia, incluso la de aquellos hogares unifamiliares con mascotas, pues dentro del mismo complejo tenemos un área destinada para que convivan sin arriesgar tu tranquilidad y su seguridad.

3. Adquiere un inmueble que puedas pagar

Antes de comprar cualquier propiedad, considera que al menos debes poder cubrir con los pagos de la hipoteca. No se trata de hacer inversiones aventuradas que se conviertan en un dolor de cabeza a futuro, sino de tener tu patrimonio resguardado y además generando plusvalía.

Recuerda que los precios de vivienda difícilmente bajan. Lo que ocurrió en la crisis de 2008, en EU, donde se desplomaron los valores inmobiliarios, sucedió debido precisamente a que la crisis se desató en ese sector. Pero en la actualidad no hay indicios que esto pueda ocurrir. 

4. Considera invertir en preventas

Una buena opción es invertir en los proyectos cuando están en construcción, ya que al financiar al constructor para terminar la propiedad obtienes el rendimiento al vender cuando la propiedad está terminada.

Busca opciones que cuenten con un gran número de clientes potenciales e investiga la seriedad del constructor, así como la posibilidad de que la obra esté lista en la fecha prometida.



Nueva llamada a la acción

SUSCRIPCIÓN AL BLOG